All for Joomla All for Webmasters
Connect with us

Guerra a cuchillo en la MUD Golpe o Revocatorio

AMERICA

Guerra a cuchillo en la MUD Golpe o Revocatorio

Loading...

Otras serían las historias si la MUD verdaderamente estuviera centrada en un plan político electoral y no en un plan golpista. Asumamos tal cosa, dadas las claras señales que han dado en el terreno al unísono de muchos acontecimientos de los cuales ellos han formado parte.

Tantos eventos y situaciones no dejan de ser curiosos. Entendiendo la situación en conjunto, los frentes económicos, mediáticos, políticos e internacionales se desarrollan en medio del desenfreno de una carrera contra el tiempo. Para ellos liquidar al chavismo es cuestión de 2016, dicen. Son como quienes desembarcan invadiendo nuevas tierras y “queman las naves”, esperando jugárselo todo en una cruzada abanderada por la sed y el hambre insaciable de poder.

Construir el relato de las razones del golpe

El asedio de espectro completo contra la Revolución Bolivariana está en su momento crucial, articuladas en etapa cúspide todas las variables en todos los frentes activos en simultáneo. Pero propiciar un desbordamiento social y la reacción violenta generalizada, antesala de un golpe, no siempre es una fórmula de fiar a veces por lo poco “predecible” (para la derecha) del comportamiento de la población venezolana. Esa es la única explicación que dan al hecho más que demostrado de que las grandes mayorías nacionales (sean chavistas u opositores) no creen en la violencia y el enfrentamiento como vías coherentes. He ahí que el empleo de las estrategias del manejo de masas ha tenido que reformularse.

En esta etapa el factor “detonante” entra en juego. La derecha venezolana invoca la inteligencia primitiva, la que reside en nuestras reacciones reflejas, instintivas, de manada, para de esa manera encarrilarnos. No hay desbordamiento social sin sentimientos arraigados profundos de miedo o frustración. Sometiendo al pueblo a la clínica de masas del desgaste económico durante tres años, centralizaron ahora todo el discurso a una “salida” electoral como “única solución a la crisis”, creando con ello ansiedad, expectativas, esperanzas entre sus seguidores. Centralizan en la realización del referéndum revocatorio todo el cúmulo de aspiraciones, mientras al unísono ejecutan agendas violentas, golpistas e injerencistas con apoyo desde el extranjero.

Aunque no lo parezca, estos eventos distan mucho de ser una fórmula habitual de intentar capitalizar el descontento por vía electoral, pues el discurso mesiánico y esperanzador tiene cabida en lo electoral cuando un evento eleccionario es dado por sentado, al menos en 2016, y la realidad indica que tal expectativa ha sido engañosa. No hay certidumbre de que en 2016 haya revocatorio y el CNE no está obligado a adelantarse a la publicación de un calendario detallado de fechas, dado que hay demasiadas aristas y reclamos que de ser sobrevenidos deben atenderse y darán al traste con las fechas.

He ahí entonces que la expectativa de realizar este año el revocatorio deja de ser tal cosa y adquiere cada vez más la forma de detonante de conflicto. Esto sucede mientras la derecha sin desparpajo alguno califica al CNE de “trastienda” del PSUV, en un ambiguo acto de, por un lado, “colocar las aspiraciones democráticas en las manos del árbitro”, pero al mismo tiempo declarar que el juego ya está arreglado.

¿A qué juega la MUD?

No ocurrirá el “esperado estallido” sin que primero no cale profundo el discurso de las razones que lo propiciaron. Parece que en el ámbito electoral y en la cuestión del revocatorio imposible para 2016 yace la conjugación de “la gota que derrame el vaso”.

Meter el palo en la bicicleta

Resultan inconcebibles desde cualquier punto de vista de la lógica, que en su autodenominado “momento estelar” la derecha venezolana haya cometido las siguientes acciones que algunos equivocadamente hemos llamado “torpezas”. Seamos suspicaces y asumamos que no han sido tal cosa:

  • Iniciar solicitud de inicio del proceso revocatorio luego de abril y no desde enero, sabiendo ellos que el proceso por vías legales está estipulado en lapsos perentorios de 8 meses (con fluidez total del proceso sin que ocurran objeciones por los factores políticos que apoyan al funcionario que se quiera revocar).
  • Realizar un proceso fraudulento de recolección de firmas para colocar como firmantes a muertos, menores de edad, privados de libertad, etc. Sabiendo ellos que tales actos pueden invalidar el proceso por fraude.
  • Realizar un proceso de “depuración” interna antes de consignar firmas, descartando ellos más de 800 mil firmas, para luego denunciar que el CNE “arbitrariamente” invalidó 600 mil firmas de las que consignaron, en un incongruente acto de deslegitimar al árbitro.
  • Atacan al CNE pero es un hecho corroborado por el CNE (con 600 mil firmas descartadas) y por la misma MUD (con 800 mil firmas descartadas) de que el proceso de recolección de firmas del 1% fue un completo desastre, realizado de manera apresurada, más como acto político. Dan a pensar que ese proceso ramplón de recolección se hizo de manera deliberada.
  • Necesitaban menos de 200 mil firmas pero recogieron mucho más, en una supuesta demostración de fuerza, pero a la vez entendiendo que tal cosa retardaría el proceso de cuantificación, revisión, descarte, digitalización y validación de las firmas, proceso en el que la MUD misma participó.
loading...

¿A qué juegan? ¿Acaso están metiendo el palo en la bicicleta ellos mismos? ¿Quieren que el CNE o el TSJ invaliden el proceso por las irregularidades y fraudes que ellos intentan consumar?

Debemos hacernos esas preguntas, dado que los antecedentes y prontuario de la MUD han dado fe de que actúan como una institución de matones y para ellos “el juego democrático” ha sido una labia cazabobos bajo la cual encubren el más odioso fascismo y ansiedad desmedida de poder. La dirigencia de la MUD actúa de manera cada vez más desencajada precipitando, deliberadamente, situaciones que nada tienen que ver con lo electoral.

El CNE conforme al desarrollo de las etapas del revocatorio dará cada vez más luces sobre lo que está a la vista: el referéndum revocatorio, de realizarse, no podrá tener lugar en 2016 y eso cambiará radicalmente la ecuación política alrededor de ese acto electoral. Pero hay otras aristas, la dirigencia de la MUD y algunos de sus actores políticos desperdigados parecen tentar a las instituciones a que se les invalide el proceso por espurio, por fraudulento, por viciado, tanto en la entrega de firmas chimbas como en actos frecuentes de desafío a las instituciones, intimidación y presión por espirales violentas.

Nos están subestimando demasiado y eso es bueno para el chavismo

¿Quiénes lo hacen y por qué lo hacen?

La MUD ha demostrado ser desde hace mucho una pequeña corporación de dirigentes de partidos que no han logrado superar sus aspiraciones particulares. Pese a que se asumen abanderados de un “cambio” y dicen ser los adecuados para regir los destinos del país, son en realidad la reedición de la vieja y desgastada charca adeca-copeyana, la madre de los vicios y de lo viejo. Son en realidad una cofradía malandra que no logra regirse a sí misma. Es una sociedad de la desconfianza, de traiciones, de egos, de agendas en la sombra. Todos desconfían de todos. Todos responden a los amos en la sombra que rigen desde Fedecámaras o desde Miami. Aunque la ansiedad de poder los une, la preocupación por la repartija los divide.

En una congregación hamponil, si no hay jefes claros, las luchas se hacen evidentes y los roles de los aspirantes se hacen difusos. Pensemos en la posibilidad de que hay factores con claro rol de dirección en la MUD, con gran protagonismo, que no están interesados en que haya un referéndum, dado que de realizarse como circunstancia terminaría favoreciendo y definiendo en posición de liderazgo a ciertos actores que andan en precampañas presidenciales, jugando deslealmente contra otros que están “quemándose” presos y que habían hecho y siguen haciendo las mil y un jugadas de posicionamiento nacional e internacional para rankearse a lo interno y elevar su figura a lo externo. Pensemos en la posibilidad de que hace poco asaltó la escena un nuevo protagonismo de la derecha, que no es nada nuevo y que en realidad es muy viejo y por astuto no se define claramente en el rol que está jugando.

Recordemos que varias cosas hay en la MUD: los eternos candidatos, los que navegan en cargos eternos como zorros viejos y los que acudieron al atajo del golpe creyendo que iban a ganarlo. Pensemos en la posibilidad de que quienes quieren meterle el palo a la bicicleta se asuman beneficiarios de antemano de un desplazamiento de Maduro por vía del “estallido” y del “posterior y seguro” golpe. Para ellos la aspiración es llegar a la silla, no importa cómo.

Lo malo para ellos es que luego de su extenuante lucha interna y su agobiante baño de sangre tras bastidores, quedará el chavismo al frente. Se sienten en tan buen momento que nos están subestimando demasiado y eso es bueno.

FUENTE: http://misionverdad.com/

[ads2]

Loading...
Continue Reading
Click to comment

Siguenos en Facebook

Ultimas Noticias Mundiales

Loading…

Actualidad de Oriente Medio

To Top